Ya que de cara a la sociedad, por morbo, rentabilidad publicitaria, etc, en cualquier trance negativo, incluso en nuestra vida privada, se pone de relieve nuestra profesión, no estaría de más que en la placa-homenaje a Jesús Rebollo constase, de cara a esa misma sociedad, como reconocimiento y recuerdo justo, que NUESTRO COMPAÑERO, POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID, FUE ASESINADO EN ACTO DE SERVICIO.

No pedimos tanto.

.

PARTICIPA!!!

.