Los aires acondicionados de viviendas y edificios (split y conductos) son análogos a los de los coches, pero en modo «recirculación» contínuo.

Esa reutilización del aire es necesaria para el rendimiento en la refrigeración de grandes volúmenes de aire, pero choca con las más básicas normas de higiene para evitar los patógenos: LA RENOVACIÓN DEL AIRE.

Un correcto mantenimiento de los aires acondicionados solventa esta desventaja, por eso, el ayuntamiento ya tiene en su poder un escrito REGISTRADO por UPM solicitando que no se escatimen medios para garantizar la salubridad en las Unidades ante esta posible amenaza.

UPM. Cumplimos.